Periodo minoico temprano (del 3000 a. C. al siglo V d. C.)Los orígenes de Dubái se remontan a los comienzos de la era minoica. En la Antigüedad, el emplazamiento donde ahora se encuentra la ciudad era un extenso manglar. Sin embargo, sobre el año 3000 a. C. el manglar se había secado y se había convertido en una zona habitable. Se cree que los ganaderos nómadas de la Edad del Bronce fueron los primeros en asentarse allí. Unos cinco siglos después, sobre el 2500 a. C., habían establecido una próspera plantación de palmeras datileras, que sería la primera explotación agrícola de éxito en la zona. Así pasaron unos dos mil años, entre cultivos y ganado. En el siglo V d. C., la zona que ahora conocemos como Jumeirah, en la actualidad plagada de restaurantes junto al mar, era una estación de caravanas junto a la ruta de comercio que unía Omán con lo lo que ahora es Irak. 

La tribu Bani Yas (del año 1000 al siglo XVIII)El primer registro escrito de Dubái data del año 1095 en el Libro de Geografía del geógrafo árabe-andalusí Abu Abdullah Al Bakri. Otro de los registros existentes, como el diario del mercader de perlas veneciano Gaspero Balbi, data del 1580, cuando visitó la región por el comercio de perlas que allí prosperaba. Por aquel entonces, la gente de la zona vivía sobre todo de la pesca, la recolección de perlas, la construcción de barcos y la hospedería y la manutención de comerciantes que pasaban por allí para vender oro, especias y tejidos. Hoy en día, todos estos productos se venden en nuestros zocos y son el recuerdo perfecto para llevarse de vuelta a casa y recordar el viaje. El siguiente hito en la historia de los Emiratos Árabes Unidos se produjo en 1793, cuando la tribu Bani Yas se hizo con el poder político en Abu Dabi, y Dubái pasó a ser una dependencia de esta.

La ciudad amurallada (1800-1832)Los registros históricos reflejan que a comienzos del siglo XIX Dubái era una ciudad amurallada. El fuerte de Al Fahidi se construyó en la misma época en que Dubái pasó a ser una dependencia. Hoy en día, esta construcción alberga el Museo de Dubái. La muralla se encontraba en el lado de Bur Dubai, se extendía desde el barrio histórico Al Fahidi por el fuerte de Al Fahidi y terminaba en el antiguo zoco. En el lado de Deira, la zona de Al Ras también estaba amurallada. Sin embargo, en 1820, Gran Bretaña negoció una tregua marítima con los gobernantes locales para que las rutas de comercio y estimular la compraventa de mercancías en la zona. Así comenzó una sólida interacción con países de todo el mundo, lo que convertiría a Dubái en un punto de actividad fundamental. 

La dinastía Al Maktoum (1833-1893)Corría el año 1833, un año clave para la historia de Dubái, cuando Maktoum bin Butti de la tribu Bani Yas dirigió a su pueblo a la península de Shindagha, en la desembocadura de la ría de Dubái. Allí se asentó y declaró la independencia de la ciudad, separándose así de Abu Dabi. A partir de entonces, Dubái pasó a considerarse una localidad de pescadores. En la actualidad, incluso con los enormes cambios de los que ha sido testigo el emirato, la dinastía Al Maktoum sigue gobernando Dubái. Los visitantes pueden recorrer el pasado de la ciudad paseando por las orillas de la ría de Dubái, un punto de vital importancia para el patrimonio del emirato. Además es una bulliciosa zona de actividad, cuyas históricas aguas navegan los tradicionales abras y los barcos a diario.

Apertura al exterior (1894-1966)Bajo el liderazgo de los Al Maktoum, Dubái comenzó una trayectoria de prosperidad. En 1894, el comercio en la región se benefició de un nuevo empujón gracias a la aprobación de exenciones fiscales para los expatriados. Esto atrajo a multitud de trabajadores extranjeros a la ciudad. Los comerciantes indios y paquistaníes se desplazaban hasta Dubái para sacar partido de las excelentes condiciones comerciales que ofrecía. Aunque este se considera un periodo de relativo éxito en la historia de la ciudad, esta todavía dependía en gran medida de la pesca, el comercio y las perlas. Y cuando en los años cincuenta se inventaron las perlas artificiales en Japón, se hizo patente la vulnerabilidad de la economía de esta región. Sin embargo, este bache económico no duró mucho. En 1966, todo cambia en Dubái con la aparición de un nuevo protagonista: el petróleo. 

El auge de Dubái en el presente (1966 hasta nuestros días)Con el hallazgo de petróleo, el difunto Sheikh Rashid bin Saeed Al Maktoum comenzó el desarrollo de Dubái. En cuestión de décadas, la ciudad pasaría de ser un pequeño conglomerado de asentamientos a orillas de la ría de Dubái a una moderna urbe con un puerto y gran importancia comercial. El puerto Rashid, el puerto Jebel Ali, Dubai Drydocks, la ampliación de la ría natural de Dubái y el Dubai World Trade Centre fueron algunos de los principales proyectos que se llevaron a cabo por aquella época. Con liderazgo y determinación, lograron promoverse ambiciosos proyectos de construcción y de carácter social en los Emiratos Árabes Unidos. En solo medio siglo, Dubái vivió un crecimiento exponencial, abriendo sus puertas a maravillas de la era moderna como el Burj Al Arab y el Burj Khalifa, hoy en día dos de los grandes emblemas por los que se reconoce la ciudad.

Como parte del esfuerzo de la ciudad por seguir creciendo, abanderando la innovación y creando oportunidades, Dubái sigue planeando grandes proyectos para atraer al turismo y a las empresas a partes iguales.